Deporte Motor

Vuela la bala Latvala

El finlandés termina con el dominio de Ogier en México

| marzo 6, 2016 10:06 pm

Compártelo

LEÓN (México): El finlandés Jari-Matti Latvala mantuvo la compostura y condujo de manera responsable y mesurada para consolidar su primera victoria en el Rally Guanajuato Corona este domingo, durante la tercera fecha del Campeonato Mundial de Rally FIA.

Con una ventaja de 1 m 35.7 s al iniciar las últimas dos etapas del domingo, existía una pequeñísima oportunidad de que el tres veces campeón del mundo, Sébastien Ogier, pudiera alterar las cosas y obtuviera su cuarta victoria consecutiva en América del Norte. Sin embargo, Latvala cerró firmemente esa puerta en la penúltima de etapa de 80 km y pudo disfrutar de su 16a victoria en el WRC al ganar con un margen de 1.05 segundos, en lo que sería el primer triunfo del finlandés desde Córcega, el año pasado.

“Esta es la revancha”, dijo complacido el piloto de 30 años, quien participó por primera vez en un evento del WRC a la edad de 17 años, en Gales, y obtuvo su primera victoria en Suecia, con Ford, en 2008. “Tuve un inicio de temporada muy complicado, con dos rallies y ningún punto. Esta es la primera vez que corro en un rally y no tengo ningún problema”.

IMG_0946

El éxito del finlandés y su copiloto, Miikka Anttila, se convirtió en el cuarto consecutivo para Volkswagen en México, y el 12o consecutivo para el constructor alemán en eventos del WRC, una hazaña que logran por segunda ocasión.

“Ha sido un buen día y un gran rally”, comentó Ogier, quien no logró consolidar su triunfo número 35 en el WRC en lo que fuera su 100º arranque en un rally. “Hice todo lo que pude este fin de semana. Gracias nuevamente a todo el equipo. Son buenos puntos para el campeonato”.
IMG_0768

Por su parte, el español Dani Sordo le aseguró a Hyundai Motorsport su tercer podio de la temporada con el tercer lugar de la tabla general en su i20 WRC Nueva Generación. Sordo llegó a la meta 1 m 58 s delante del piloto del equipo M-Sport World Rally Team, Mads Østberg, en un Ford Fiesta RS. El resultado subió a Østberg a la segunda posición en el Campeonato de Pilotos y también confirmó el impresionante récord de 200 finales de rally consecutivos con puntos en el WRC para M-Sport.

El neozelandés Hayden Paddon se mantuvo alejado de los problemas hasta las últimas etapas para asegurar el quinto lugar en otro Hyundai, mientras que el estonio Ott Tanak, en un Ford Fiesta del equipo DMACK World Rally Team, continuó la prueba y el trabajo de desarrollo de una manera impresionante para terminar en el sexto lugar.

El checo Martin Prokop regresó a la acción del WRC por primer vez en esta temporada para ganar la batalla de los equipos privados del WRC en la séptima posición, venciendo al italiano Lorenzo Bertelli por 1 m 11.1 s. Por otro lado, el mexicano Benito Guerra registró algunos tiempos impresionantes en las etapas después de regresar a la competencia tras un percance espectacular en un salto en la etapa del viernes, pero terminó fuera de los primeros 10 lugares.

La tasa de deserción diezmó el contingente de la categoría del WRC 2 y Teemu Suninen obtuvo una fácil victoria con un asombroso margen de 20 m 11.6 s en su primera visita a México en un Skoda Fabia R5 del equipo TGS Worldwide.

Por su parte, a pesar de haber tenido varios problemas con los frenos y la caja de velocidades, el polaco Hubert Ptaszak (Peugeot 208 T16) terminó en segundo lugar, seguido del italiano Max Rendina (Ford Fiesta) en la tercera posición. Finalmente, Nicolás Fuchs, quien tuvo muchos problemas este fin de semana, logró colocarse en el cuarto escaño.

Eric Camilli, del equipo M-Sport, sobrevivió a dos trágicos primeros días del evento y se retiró en dos ocasiones, pero el sol finalmente salió para el francés en la etapa Guanajuato de esta mañana, donde registró un tiempo impresionante y logró terminar un rally por primera vez este año.

Domingo – lo que ocurrió

Seis de los 28 autos participantes figuraron en la lista oficial de retirados al inicio del último día, entre los que se encontraban los pilotos Thierry Neuville y Andreas Mikkelsen. Ambos sufrieron fuertes choques el sábado y el primero incluso tuvo que ser llevado al hospital como precaución, antes de que Hyundai Motorsport decidiera poner a descansar a la tripulación en preparación para el Rally de Argentina.

El Volkswagen Polo R WRC de Mikkelsen regresó al parque de servicio ya tarde la noche del sábado, y los directivos rápidamente decidieron retirar a la tripulación del evento en lugar de intentar reparar el daño. Otros pilotos que tuvieron la misma suerte fueron los mexicanos Francisco Name y Jorge González Hernández y el catarí Khaled Al-Suwaidi.

La tarea de abrir el camino esta mañana le correspondió al novato Eric Camilli, de M-Sport, en el octavo rally de tierra de su vida; Guerra y Bertelli siguieron al piloto francés a lo largo de los monstruosos 80 km de la etapa de Guanajuato. Latvala, cómodamente protegido por su considerable ventaja de 1 m 35.7 s, fue el décimo en salir al camino, detrás de su rival Ogier. La ventaja le dio al finlandés un ligero margen de error, pero él no tomaría nada por sentado en la etapa especial más larga en un rally del WRC desde 1986.

Camilli, aliviado, estaba listo para regresar a la competencia con un tiempo a vencer de 51 m 16.2 s, aunque en los primeros kilómetros de la etapa había polvo en el aire. Los tiempos de Ogier fueron cómodamente mejores que los del resto de los competidores, pero aún así no logró reducir lo suficiente la ventaja de Latvala y el piloto francés llegó a la meta de la etapa 1 m 10.4 s detrás del líder del rally, quien se vio obligado a bajar un poco la velocidad cuando se le sobrecalentaron los frenos.

“Comencé con un buen ritmo y luego presioné un poco entre el km 10 y el km 50”, comentó el líder. “Fue una buena estrategia, pero luego, cuando llegué a las curvas me quedé sin frenos traseros y solo tenía los delanteros, así que quise mantenerme seguro y mantuve la velocidad. Debo decir que esta etapa fue más sencilla que la de El Chocolate”.

El piloto local Benito Guerra se sintió decepcionado con su desempeño. “Creo que la etapa de Otates es mucho más pesada para los pilotos. Mis tiempos no fueron buenos. Había errores en las notas de navegación y no me sentía confiado. Al final lo tomé con calma para poder terminar el rally”.

Sin motivos para presionar y arriesgar su impresionante ventaja en el WRC 2, Suninen decidió irse por lo seguro en su Skoda, lo que le permitió al alemán Armin Kremer vencer al peruano Nicolás Fuchs con el mejor tiempo de la categoría P2. Aun así, Suninen venció a Ptaszak y se dirigió a la Power Stage con una ventaja de 20 m 03.7 s. Por otro lado, el piloto mexicano Miguel Medina tuvo problemas mecánicos en su Ford Fiesta mientras corría en la categoría nacional y se tuvo que retirar.

Los 16.47 km de la etapa televisada Aqua Zarca Power Stage era lo único que se interponía entre Latvala y su primera victoria en México. El finlandés, quien había dominado por completo el rally hasta ahora, de ninguna manera se arriesgaría a tener problemas de último minuto.

Ogier ya había expresado su intención de presionar para tratar de obtener los tres puntos extra. Camilli, quien abrió el camino de la etapa especial que atrajo a miles de espectadores entusiasmados, fijó un tiempo a vencer de 10 m 31.2 s, los cuales no fueron problema para el veloz Ogier, quien no logró vencer a Latvala, pero consiguió los tres puntos extra al ganar la Power Stage con un tiempo de 9 m 57.1 s.

“Sabía que Séb iría por los 3 puntos”, dijo Latvala. “Sabía que yo no tendría ninguna oportunidad porque tenía que ser cuidadoso, así que estoy contento con los dos puntos extra por el segundo lugar”. Paddon, por su parte, obtuvo un punto extra por la tercera posición, mientras que el trágico fin de semana de Abdulaziz Al-Kuwari en el WRC 2, terminó con broche de oro cuando se detuvo al final de la etapa.

IMG_1023

Compártelo