Dato inutil del día

En lo corteses nadie nos gana

Partido México-Suiza, Mundial 1950. Ambas selecciones traían una playera idéntica. En un volado se decidió que los suizos debían cambiar su camiseta, pero como a corteses nadie nos gana, la delegación mexicana caballerosamente optó por cederle el derecho a Suiza de utilizar la playera oficial.

Compártelo