Campamento esmeralda

El club de los cepillados

| abril 4, 2017 9:29 pm

Compártelo

En un torneo donde las lesiones y suspensiones han sido protagonistas junto con la gran crisis de resultados, uno pensaría que León ha utilizado prácticamente todo su plantel ante los constantes reportes médicos que marcan la ausencia de jugadores por varias jornadas.

Sin embargo, Torrente tiene un selecto club, los olvidados de Torrente, elementos que han tenido pocos o nada de minutos, incluso cuando en sus posición no había otra opción y el estratega optaba mejor por improvisar otro jugador en esa zona.

En la portería el titular indiscutible es Yarbrough, y pesé a errores puntuales que han costado puntos, Toño Rodríguez, Cristian Martínez y César Ríos, han tenido que comer banca y olvidarse de tener minutos de juego, Rodríguez por lo menos, suma minutos en la Copa Mx.

En la zona defensiva, entre lesiones y suspensiones, casi todos los registrados con el primer equipo han tenido actividad, excepto un elemento, Cristian Torres, el juvenil y canterano esmeralda no ha jugado un solo minuto, después de él, Juan Cornejo es el jugador defensivo con menos minutos, 336 de 990 posibles, ha sido titular en cuatro partidos y no lo hizo jugando como lateral, Torrente lo improviso como un volante de contención.

En el medio campo, la situación es muy similar a la de la zona defensiva, la rotación ha sido constante, pero también encontramos elementos registrados con el primer equipo que no han tenido participación, tal es el caso del colombiano Harold Isaza, el cual ha sido relegado a la sub 20, llegó para este torneo y no ha jugado un solo minuto en liga, en Copa ya tuvo actividad. Junto a Isaza, Diego de la Tejera es el otro del club de los olvidados de Torrente, el canterano esmeralda apenas suma 5 minutos cosechados en la pasada jornada 11 en la derrota ante los Diablos del Toluca. Alex Mejía y Burbano son otros de los elementos con muy pocos minutos apenas 112 y 256 respectivamente, Mejía un juego como titular y tres para el “piri” ambos casos son más por lesión que por convicción del estratega.

En el aparato ofensivo, también hay un elemento con número muy pobres, hablamos de Jorge Pereyra, el argentino proveniente del futbol de Malasia llegó tarde a la institución esmeralda, con el torneo ya arrancado, pero una vez ya integrado, parece no haber encontrado los argumentos para convencer al estratega Javier Torrente que apenas le ha dado actividad en dos juegos, uno como titular ante el América y en el cual vio la tarjeta roja sumando sólo 20 minutos en el encuentro.

Es el club de los olvidados por Torrente, elementos que pesé a las necesidades del equipo, ya sea por calidad o por lesión, han perdido la oportunidad de llenarle el ojo al estratega, el cual de continuar, seguramente los tendría como los primeros candidatos a dejar la institución esmeralda.

Compártelo