Liga MX

Con calidad de exportación

| septiembre 28, 2016 12:20 pm

Compártelo

CIUDAD DE MÉXICO – Evitar el saludo con la mano, cuidar la proximidad con las personas y no dar objetos con la mano izquierda son aspectos que ya aprendió Fernando Guerrero para vivir 20 días en India.

El silbante mexicano fue el elegido por la Comisión de Árbitros de la FMF para responder a la invitación de la Liga de India para dirigir partidos en el país asiático junto a los asistentes Marcos Quintero y Juan Joel Rangel.

“Es una Liga que está en desarrollo, juegan muchos jugadores internacionales, brasileños, españoles, portugueses, italianos, hay técnicos de renombre, jugadores que han sido de selecciones, está (Marco) Materazzi, está Zico, ahorita va (Alexander) Guimaraes, que está dirigiendo allá. Se está invirtiendo para que se pueda hacer de la mejor manera y que su Liga crezca”, explicó Guerrero a Grupo REFORMA.

Guerrero comentó que cada partido le ayuda en su objetivo de trascender dentro del arbitraje y si es una experiencia a nivel internacional la tratará de canalizar en esa búsqueda de alcanzar una designación mundialista.

“Todos los partidos son una oportunidad profesional y una oportunidad de vida. Me mentalizo en mi primer partido, hacerlo de la mejor manera, porque si trabajas el día a día con la convicción de alcanzar un objetivo, que sí es arbitrar un Mundial, ir a Rusia, hay que ir con la mentalidad de trabajar para que se presente la oportunidad”, enfatizó.

El colegiado mencionó cómo se comunicará en el terreno de juego, además del silbato.

“Allá el idioma es el inglés y el hindú, pero en un terreno de juego la manera de comunicarse del árbitro es con el silbato y con su lenguaje corporal, y los jugadores ya saben porque es un lenguaje universal. En las reglas de juego hay gráficos donde te dicen qué señala el árbitro, por ese lado estoy tranquilo, estoy motivado, es una motivación ir a demostrar el nivel del arbitraje mexicano”, comentó.

Pitar en un país como India no sólo se limita a aplicar las reglas en la cancha, también implica vivir con todo el respeto por las costumbres de la población.

“Allá se juega cada tercer día, veremos cuántos partidos nos toca dirigir. Y adaptarse porque las costumbres son diferentes, allá no se saluda de mano, tienes que respetar cierta distancia con la persona con la que estás porque si no sienten que les invades su espacio, no puedes dar cosas con la mano izquierda, comes con la mano derecha, ya me he estado empapando de las costumbres para no ofender a nadie y que me vaya mejor”, detalló Guerrero.

Compártelo